Seleccionar página

“Cando alguén coma ti quere algo, consígueo. Chámame cando queiras”. Esas son las amables palabras con las que el director de la sucursal bancaria de “Caixa Nosa” despide a un joven que acude en solicitud de un préstamo. No se alarmen, es pura ficción. La escena, protagonizada por el actor del año Javier Gutiérrez, y por un novel como Óscar Rodríguez, forma parte del corto que el ourensano Rubén Riós está rodando en Ourense con el título de “Vida”.

“Tentamos en 25 minutos narrar unha historia de ficción sobre a capacidade, onde os protagonistas son persoas con discapacidade. O facemos sobre todo con dúas grandes almas cheas de vida, que son Mónica e Oscar, e cunha historia con desencontros, encontros, rencor, amor”, explicaba ayer Rubén Riós, en un descanso del rodaje que tuvo lugar en la rotonda de la avenida de Zamora, y que a punto estuvo de dar un susto a algún conductor que disminuía en exceso la velocidad para intentar averiguar qué estaba pasando.

Este corto tendrá un apéndice, un documental titulado “Máis que vida”. “Trátase de contar todo o que está pasando, ver cómo toda a xente de Aspanas termal se enfrenta a rodar ante as cámaras. Reflexa todo o ano que estivemos de ensaios. E chámase “Máis que vida” porque a realidad sempre, sempre supera a ficción”, indica Riós, quien muestra sus “ganas” de que a finales de marzo el trabajo empiece a volar y que la gente acude a los cines a ver “la historia de la capacidad desde otro prisma”.

Entre actores profesionales como Javier Gutiérrez, Mariana Carballal, Estíbaliz Veiga o Cristina Castaño, trabajan los dos protagonistas: Óscar Rodríguez y Mónica Ferreiro, ambos con discapacidad.

Para Óscar Rodríguez, esta experiencia es “inolvidable. Todos ha sido muy amables y es un pena que acabe porque los voy a echar mucho de menos” Pero reconocía que las “escenas de cariño y amor” le daban un poco de miedo.

La protagonista, Mónica Ferreiro, define esto como “algo único”. Muestra su ilusión por “vivir todo esto, porque nunca pensé en rodar una película” y asegura que “me da un poco miedo todo”.

Fuente: La Región

Enlace